viernes, 15 de agosto de 2008

15 de agosto

Hace exactamente un año, nuestros hermanos del sur vivieron el minuto y medio más aterrador de sus vidas. Un miércoles 15 de agosto, las ciudades de Pisco, Ica y Chincha quedaron sepultadas bajo un mar de escombros. Miles de damnificados salían en búsqueda de sus familiares con la única esperanza de encontrarlos con vida, pero muchos no contaron con dicha suerte.

Nosotros aquí en la capital y en las zonas aledañas al epicentro de este sismo de 7.9 grados en la escala de Richter, nos la llevamos barata. Unos cuantos remezones y algunos resquebrajamientos en estructuras y pistas, pero sólo eso. La población se encontraba alarmada porque durante casi tres horas no pudo establecer contactos con sus seres queridos porque las líneas telefónicas simplemente murieron.

Pero en el sur, otra era la historia. Eran casi las 8 de la noche y el presidente más gordo del mundo (apodo tomado de la tía manocaliente) emitía su mensaje presidencial diciendo que "Afortunadamente no habia sido un hecho penoso al no haber muchas victimas que lamentar", mientras llegaban reportes de 4 a 18 victimas mortales en Ica. La falta de implementación de un sistema de comunicaciones pudo haber evitado tal metida de pata por parte de nuestro jefe de Estado. ¡Ironía de la vida, tu nombre es Alan García!

Al día siguiente de la tragedia, otro movimiento sísmico asustó a la población. Pero quienes más lo sintieron fueron las víctimas del sur, quienes por un instante creyeron estar reviviendo aquella pesadilla que les arrebató sus hogares, seres queridos y sus vidas. Sólo fue una réplica de menor grado, pero por un momento creyeron que la Madre Naturaleza había llegado a terminar su trabajo.

Hoy, se cumplen 365 días desde aquel fatídico incidente. Durante todo este año, varias ONGs y empresas privadas ha realizado campañas de ayuda para nuestros hermanos del sur, tales como colectas, donaciones, eventos para recaudar fondos, entre otras. La ayuda ha ido llegando de a pocos, pero el pueblo peruano ha sabido apoyarse durante la desgracia.

Nuestro bonachón mandatario visitó en más de una ocasión la zona del desastre, prometiendo reconstruir las ciudades afectadas, exigiendo a sus organismos estatales ponerse las pilas y comenzar con los trabajos respectivos pero hasta ahora vemos que aquello dista de hacerse una realidad.



Pero lamentablemente, la ayuda que hayamos podido brindarles no es suficiente. Miles de damnificados siguen aún sin un techo sobre sus cabezas, permanecen aún viviendo en la intemperie, expuestos a toda clase de peligros, olvidados en aquella polvareda que una vez llamaron su hogar.

La tan aclamada creación del FORSUR (Fondo Para la Reconstrucción del Sur) con José Favre a la cabeza fue un rotundo fracaso, dimitiendo del cargo en abril de este año luego de ser blanco de duras críticas por no mostrar resultados en el corto plazo. El FORSUR pasó entonces a manos del Ministerio de Vivienda; cuyo titular, Enrique Cornejo, expresó que tomará un buen tiempo reconstruir las zonas afectadas por el sismo del año pasado, atribuyendo a una falta de comunicación entre gobierno y población.

¿Y bien? ¿Qué podemos hacer? ¿Esperar otro Moqueguazo para que el gobierno empiece a tomar medidas? No cabe duda que nuestros hermanos pisqueños, chinchanos e iqueños son un verdadero ejemplo del coraje y de la sobrevivencia, pero no esperemos a que salgan de esto solos. Hoy se están llevando a cabo manifestaciones en Ica y Pisco, donde los pobladores exigen a punta de cacelorazos la ayuda que por derecho les pertenece.

Ha pasado sólo un año desde que vivieron el infierno en la Tierra; no esperemos a celebrar una década y que ellos aún permanezcan aún en las mismas condiciones. Si el gobierno pone como pretextos las trabas burocráticas y todo aquel rollo, queda en nosotros el continuar con la tarea de ayuda. Dicho esto, ¡continuemos apoyando a nuestros hermanos del sur!


Hagamos Patria, Ayudemos...

1 tienen algo que decir:

La Tía Manocaliente dijo...

Gracias por el cherry hermano!!!
Fuera del chiste, el tema es serio y el gobierno tiene que comenzar a hacer algo

Related Posts with Thumbnails
 
Creative Commons License
Jardín de las Baladas by Jardín de las Baladas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 Perú License.
Based on a work at jardindelasbaladas.blogspot.com.