martes, 8 de abril de 2008

Yo opino...

A lo largo de todo mi tiempo en el tercer planeta, puedo decir con seguridad que si colocara en la balanza del destino mis momentos felices por un lado y mis tristezas y penurias en el otro, realmente habría un desbalance total.

Y es que la vida de un soñador está plagada de distintos obstáculos. Nosotros tendemos a refugiarnos de la crueldad del mundo exterior en nuestras fantasías que recreamos día a día en nuestros subconcientes.

Dolor, pena, decepciones, rechazos; todo eso y más forma parte de mi bagage emocional. Pocos han sido mis momentos para el recuerdo y pocas las personas que me los han brindado. Muchas veces confundí amor con atracción, con simple empatía o simplemente como un repuesto temporal.

Entregué siempre todo de mí sin esperar nada a cambio, pensando que se me retribuiría con el tiempo. Craso error. Nunca se te devolverá algo de la misma manera que lo entregas, ya sea con todos tus buenos deseos o malos pensamientos.

Pero no hay por qué deprimirse ni mucho menos darse por vencido. Si bien es cierto ser un soñador trae sus problemas, entre todo esto el único beneficio que poseemos es que nuestra esencia jamás cambiará, por más menospreciada o ignorada que sea para los ojos de los demás.

Mediante este blog, deseo llegar al colectivo que anda en busca de muchas respuestas en su vida. Lamentablemente, yo sólo tengo más preguntas; pero lo que sí tengo de sobra es la habilidad de construírlas en posibles soluciones, pepitas de ayuda para el alma herida, venditas de apoyo para el corazón roto y un largo etcétera.

Escribo tanto para mí como para aquellos lectores ocasionales (e incluso puedo atreverme a decir fieles, son muy pocos lo sé, pero sé que me leen cada cuanto que pueden), ustedes han podido apreciar mi letra y las entradas que elaboro, aunque a veces sean algo tontas, cada una de ellas tiene un poco de mí.

Desde aquí les digo, acompañado por un incienso de romero (salvaje), que hoy me siento tranquilo. Sigo acarreando el mismo pesar de toda mi vida y mi búsqueda hacia la felicidad aún ha comenzado. La soledad ha sido mi compañera y al parecer, es una amante celosa porque no me quiere soltar.

Todos tenemos una cruz sobre nuestros hombros. Busquemos a personas que nos ayuden a cargarla si es que no nos pueden ayudar a deshacernos de ella. No saben cuanto me gustaría poder decírles a las personas que estimo y quiero, cuánto significan para mí. La mayoría de las veces lo logro hacer a través de las palabras que publico aquí, utilizando seudónimos o apelativos para mantenerlos en el anonimato, pero que en mí moran con nombre y apellido.

Si llegas a leer esto algún día, chica guanábana con sabor a lúcuma, quiero decirte que realmente eres alguien especial para mí. A tu lado aprendí que el amor no es sólo un estado anímico recíproco, sino el constante deseo de ver a esa persona especial bien. No niego que me llegué a enamorar de ti, pero nunca puede imponérsele aquel sentimiento a otra persona.

Siempre que mires a tu diestra, allí estaré; algunas veces a tu izquierda, pero siempre en cualquiera de ambos lados. No necesito decirte que el hecho de que me hayas permitido formar parte de tu vida es algo que me alegra muchísimo y que sólo espero que sigas tomándome en cuenta para el futuro.



Después de todo, siempre seré para ti
el chico que anda en busca de una oportunidad...

2 tienen algo que decir:

Anónimo dijo...

yo mach!!!!

Ro dijo...

yo mach tmb n_n

Related Posts with Thumbnails
 
Creative Commons License
Jardín de las Baladas by Jardín de las Baladas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 Perú License.
Based on a work at jardindelasbaladas.blogspot.com.