jueves, 11 de setiembre de 2008

Hoy me siento romántico y ¿tú?

Luego de escuchar aquel tema magistral del gran Calamaro, refloreció en mi aquel bichito romántico que he tenido dormido por un largo tiempo. Confieso que desde hace ya una buena temporada atrás, no he podido gozar del divino placer de compartir carnalmente con compañera alguna. Pero aquel pequeño detalle no me impide el que siga haciendo gala de uno de los pocos placeres en los que me considero realmente bueno: el escribir.


Amores he tenido muchos, enamoradas muy pocas. Mi primer amor fue casi prohibido, casi imposible pero con determinación (y un pasaje al exterior), se pudo concretar. No niego que fue una experiencia hermosa, hasta ahora inerrepetible; pero como todo primer amor fue tan sólo una fantasía, una posible maybe, que como resultado me dejó un enorme corazón roto pero la satisfacción de haber luchado por algo que en su momento me pareció lo correcto.

Luego apareció una mujer en mi vida, que simplemente la cambió totalmente. De momento me vi como una persona totalmente dispuesta a entregarse por otra, de ser capaz hasta de las hazañas más insólitas por ella. Hacía de todo por hacerla sentir bien y me sentía felíz de ser el único que la hiciera sonreir en los momentos en los que más lo necesitaba. A su lado, gustaba de pasar todo el tiempo posible con ella, así sea en completo silencio.

Tuvimos nuestros encuentros, apasionados y discretos. Fueron ocasiones maravillosas en donde descubrí lo más íntimo y recalcable de una relación. Compartí muchas experiencias a su lado y por ellas, me siento completamente agradecido hasta ahora. En la actualidad, me une a ella una hermosa amistad que espero fortalecer cada día, en donde ella vea en mí a alguien en quién pueda confíar y acudir siempre que necesite.

Por mi parte, ando buscando una tercera oportunidad. El descubrirme enamorado es una de las mejores cosas que he podido sentir en mi vida. Son épocas en lo que todo me huele bien, por así decirlo. Por un largo tiempo, la única compañera fiel que he tenido ha sido (y aún lo es) mi soledad, que no me deja ni por un minuto y siempre me hace recordar su presencia omnipotente.

El sexo, si bien es cierto es una parte fundamental en el desarrollo de la persona, no es lo principal. Llámenme mojigato, puritano, closed-minded (no acostumbro a usar términos en inglés, pero en estos tiempos globalizados, las tendencias lo requieren) pero es la manera cómo pienso y veo las cosas que me rodean. Eso no quiera decir que no goce del sexo (¡válgame dios! ¡si tampoco soy un monje shaolín!), es sólo que como van yendo las cosas, es preferible evocarse a otros asuntos.

Chequeando el título de mi entrada, veo que una vez más he caído en el pecado de la divagación. Lo escrito anteriormente no engloba mi idea del por qué me siento romántico. Digamos que es un estado de ánimo que me da de cuando en vez, cada cuando me siento poseído por algún antiguo espíritu de algún romántico de antaño, cuando veo que todo aquello puede describirse con una canción, una cualidad con un verso y una figura con un poema.

Finalmente, no es pecado ser romántico en contadas ocasiones. Lo malo es que la única manera de poder expresar esta sensación, es a través de mis palabras en esta bitácora seudopersonal que llevo. Espero no terminar el año con esta sequía que me ha hecho ejercitar tanto la mente como mi mano derecha (risas). Y como diría el maestro 'Salmón':


"...sólo estoy solo y estoy buscando
es a alguien que me está esperando
que me entienda y si no me entiende
alguien que me comprende
alguien a alguien para recordar
de memoria cuando estoy de viaje
cuando estoy muy lejos y
soy un vagabundo y camino bastante
alrededor del mundo
pero quiero volver a mi casa
a alguna casa
para encontrar a esa princesa vampira
que respira
que respira y me mira."

1 tienen algo que decir:

Magally Harvenheit dijo...

Me gusta mucho leerte, extrañamente siempre encuentro algo que 'choca' de alguna manera con mi 'ahora'.

el tiempo pasa rapido y ojala las fiesta de año nuevo (o viejo) las pases con alguien :p.

Related Posts with Thumbnails
 
Creative Commons License
Jardín de las Baladas by Jardín de las Baladas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 Perú License.
Based on a work at jardindelasbaladas.blogspot.com.